jueves, 7 de agosto de 2014

Masacre de Trelew: detienen a otro marino y sólo queda libre Luis Sosa

Es Emilio Del Real, uno de los fusiladores del 22 de agosto del 72. Por orden de un juez quedó detenido en Ezeiza.

Por Rolando Tobarez

Desde la semana pasada, Emilio Jorge Del Real, uno de los 3 militares condenados a prisión perpetua por los 16 fusilamientos de la Masacre de Trelew, está detenido en la Unidad 31 del Servicio Penitenciario Federal, en Ezeiza. Lo ordenó el juez del Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia, Jorge Guanziroli, luego del pedido del fiscal Horacio Arranz. Del Real fue condenado en 2012 en Rawson y ese fallo fue confirmado este año por la Cámara Federal de Casación Penal.

Se trata del segundo de los condenados que queda preso. Carlos Amadeo Marandino era el único encerrado, con prisión domiciliaria en Paraná, Entre Ríos. En el caso de Luis Emilio Sosa, el fiscal también pidió que se lo encarcele pero restan informes médicos para conocer su estado de salud, debido a su avanzada edad.

Los tres fueron condenados por acribillar a 16 presos políticos la madrugada del 22 de agosto de 1972, en los calabozos de la Base Aeronaval Almirante Zar de Trelew. Y por el intento de homicidio de otros tres, que sobrevivieron. El fusilamiento fue considerado un crimen de lesa humanidad por el tribunal del histórico juicio en Rawson.

Detalles

El defensor público de Del Real, Sergio Oribones, había apelado la orden de detención ya que según su versión, restaba decidir un recurso extraordinario federal. Además, “no se atendió el reclamo donde se puso en conocimiento que el Cuerpo Médico Forense no dio lugar para que su Cuerpo de Peritos y Consultores de la Defensoría General de la Nación, asistan e intervengan en la pericia médica realizada, por lo que no se pudo controlar”. Guanziroli rechazó este recurso e insistió con su decisión.

Del Real fue revisado por el Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación para determinar si su afección permitía su tratamiento en una institución penitenciaria federal. Según los médicos, el marino retirado “se encuentra hemodinámicamente compensado”.

Podía ser alojado en una unidad penitenciaria federal, siempre y cuando se cumpliera estrictamente con el tratamiento indicado por sus médicos, con controles por servicios de cardiología y clínica médica.

“Dadas las patologías que presenta y la posibilidad de un evento agudo, el alojamiento debe contar con un sistema de rápida y eficaz respuesta ante emergencias y disponibilidad cercana a un centro de alta complejidad”, explicaron.

A cumplir la sanción

Aunque suele pronunciarse a favor de la libertad de los involucrados en procesos judiciales hasta que no haya condena firme, Guanziroli advirtió que “nos encontramos frente a una sentencia de condena que fue revisada y confirmada por el tribunal competente en la materia, otorgándose así la doble conformidad judicial para que el penado comience a cumplir su sanción”.

El juez interpretó que Del Real ya fue investigado y enjuiciado. “La acusación del Ministerio Fiscal, la naturaleza de los delitos ventilados por los que fue condenado y la última decisión jurisdiccional contraría los intereses del justiciable y aumenta enormemente la posibilidad que intente eludir la acción de la justicia, por la severidad de la sanción recaída, que es deber del tribunal asegurar”.

La Unidad 31 donde está detenido Del Real se localiza en Ezeiza y posee un hospital de media complejidad. Incluye un anexo residencial para adultos mayores